La Termografía Infrarroja es una técnica no intrusiva que permite medir en tiempo real las temperaturas de todos los puntos de la superficie de análisis sin necesidad de contacto con la misma.
         
El gran número de ventajas con las que cuenta la Termografía Infrarroja le concede un amplio abanico de aplicaciones en diversos sectores.
     
    APLICACIONES   VENTAJAS    
         
         
   

Las aplicaciones de la termografía son múltiples para el mantenimiento (predictivo, preventivo y correctivo), control de calidad y optimización de cualquier proceso. A continuación se indican algunas de ellas:

Control de procesos industriales.
La termografía es muy útil para optimizar el mantenimiento así como la producción con mayor fiabilidad, seguridad y al mínimo coste en control de procesos como:

   
   
  •  Instalaciones eléctricas (baja, media y alta tensión).
  • Instalaciones climatización (aislamiento, motores, etc).
  • Instalaciones térmicas (hornos, circuitos de distribución, calderas, etc).
  • Sistemas mecánicos (problemas por desgaste, fricción, etc).
  • Tanques y depósitos (pérdidas, reducción de aislamiento, sedimentos, etc).
  • Detección de fugas.
  • Problemas de flujo de fluidos.
  • Cámaras frigoríficas.
   
   
Edificación.
La termografía permite la detección de puntos críticos de actuación para una rehabilitación total o parcial de forma eficiente, tales como:
   
   
  • Pérdidas energéticas.
  • Puentes térmicos.
  • Falta de aislamiento.
  • Incorrectas ejecuciones.
  • Fallos en Instalaciones de climatización.
  • Sobrecalentamientos en instalaciones eléctricas.
  • Fugas de agua.
   
   
Energías renovables.
Mediante una inspección termográfica pueden identificarse puntos calientes, fugas, defectos de funcionamiento, sedimentos, cristalizaciones, etc. En definitiva fallos que reducen la eficiencia de las instalaciones de energía limpia como:
   
   
  • Solar fotovoltaica.
  • Termosolar.
  • Calderas de biomasa.
  • Solar térmica.
  • Etc.
   
 

 

Ensayo no destructivo.
Aunque la radiación térmica es un fenómeno superficial es posible la localización de fallos debajo de la superficie de análisis con el estudio y conocimiento de la misma.

Investigación y desarrollo.
Para desarrollar un determinado producto y en investigación científica el uso de la termografía es innumerable.

Medicina y veterinaria.
Esta técnica es completamente inofensiva para aplicaciones médicas y es por ello por lo que resulta muy útil su uso.